La Escuela Digital


          IDIOMA ESPAÑOL

Las oraciones.


Utilicen este selector para ir a cada tema y volver al principio.
La oración | Estructura de las oraciones | El sujeto | El predicado | Oraciones unimembres
Complemento directo | Complemento indirecto | Complemento circunstancial
Concordancia de sujeto y predicado | Ordenamiento de los términos
Clases de oraciones | Oraciones simples | Oraciones atributivas
Oraciones predicativas, activas y pasivas
Oraciones compuestas, coordinadas, subordinadas, inordinadas y yuxtapuestas



Las oraciones.

Punto rojoLa oración es la unidad de expresión en el idioma, compuesta de varias palabras, que contiene en forma completa una idea o concepto lógico, y que tiene en su conjunto un valor independiente del significado de cada una de las palabras que la componen.

Si bien una oración tiene por sí sola una significación plenamente comprensible — y en muchos casos puede constituir el objetivo completo de la expresión — por lo general se unen varias oraciones cuyos contenidos conceptuales tienen una relación directa, y conforman lo que suele denominarse un discurso; en cuanto exponen desarrollos intelectuales, razonamientos, que permiten comunicar significados complejos.

Ir al principio


Estructura de las oraciones.

En el conjunto de la oración se distinguen diversas partes, que se denominan términos. Primariamente, toda oración se compone de dos tórminos:

  • El sujeto — que es el agente que cumple o realiza la acción expresada en el verbo esencial de la oración:
    El automóvil estaba pintado de azul.
    Artigas y Lavalleja fueron dos grandes caudillos.
    Las nubes aparecen en el cielo como copos de algodón.

  • El predicado — que es todo el resto de la oración, en el cual se predica lo que la oración expresa respecto del sujeto:
    El automóvil estaba pintado de azul.
    Artigas y Lavalleja fueron dos grandes caudillos.
    Las nubes aparecen en el cielo como copos de algodón.

Ir al principio

Existen las denominadas oraciones unimembres, las que se caracterizan porque no poseen sujeto, por ser impersonales, de modo que están integradas solamente por predicado:
Llueve y truena.
No había nadie.
En el campo está anocheciendo
.

Ir al principio


El sujeto.

El sujeto elíptico es el que no aparece en forma explícita en la oración:
(Nosotros) Fuimos a cenar.
(El perro) Ladró toda la noche.

Si bien el sujeto es un elemento esencial y siempre presente en el sentido de la oración, esto ocurre, y es posible, debido a que en el idioma español el sujeto queda identificado por otros elementos emergentes de la forma asumida por el verbo; lo cual no sucede en otros idiomas, en los cuales expresar el sujeto es ineludible. Pero esa posibilidad de identificar el sujeto mediante la inflexión del verbo conjugado no ocurre siempre; por lo cual la omisión del sujeto, en tales casos, produce anbigüedad en la oración.

El núcleo del sujeto lo constituye el sustantivo principal del mismo; ya que puede estar conformado además por otras varias palabras, que lo califiquen.

El sujeto puede estar conformado por más de un núcleo o sustantivo, cuando todos ellos concurren a la ejecución de la acción del verbo:
Juan y Pedro fueron a la playa.
El Uruguay y el Plata vivían su salvaje primavera.

El complemento del sujeto está constituido precisamente por esas otras palabras que lo integran y lo califican en función de adjetivo:
Una pequeña rosa roja se destacaba en el ojal de su solapa.

La adjetivación del sujeto, puede efectuarse por medio de un adjetivo simple, constituido por una única palabra; o también por un adjetivo estructurado como frase o como oración:

    El adjetivo frase, del sujeto, se caracteriza porque carece de verbo y se inicia con la preposición DE:
    Una rosa de marcados tonos rojos se destacaba en el ojal de su solapa.

    El adjetivo oración, del sujeto, se caracteriza precisamente porque conforma una oración al tener un verbo conjugado, pero que tiene un nivel secundario o subordinado dentro de la oración principal, y cumple la función de adjetivar al sujeto al que califica, iniciándose con el pronombre relativo QUE:
    Una rosa, que acababa de comprar, se destacaba en el ojal de su solapa.

Ir al principio


El predicado.

El predicado se compone a su vez de varios términos que se distinguen claramente:

Ir al principio


Concordancia de sujeto y predicado.

El sujeto y el predicado deben guardar concordancia en cuanto a la persona del sujeto, al género y al número:
Los pasajeros del avión desembarcaron.
La primer pasajera que descendió estaba bastante descompuesta.

Cuando el sujeto está compuesto por más de una persona gramatical, el verbo se conjuga en plural, utilizando la primera persona si está mencionada; de no estarlo, debe concordar con la segunda:
Él, tú y yo, desembarcaremos primero.
Tú y ella desembarcaréis primero.

Cuando el sujeto compuesto por más de una persona gramatical, comprende femenino y masculino, el predicado concuerda con el masculino:
María y Manuel, estaban completamente mojados.


En ciertos casos se admiten discordancias entre sujeto y predicado; es decir, que la concordancia no se realice como primariamente debiera ocurrir:

  • En el plural de modestia — cuando el sujeto individual trata de disminuir la importancia de su acción — o también eludir su responsabilidad — involucrando a un colectivo:
    Ganamos la medalla de honor.
    Fuimos el candidato más votado.
    Perdimos la huelga.

  • En el plural mayestático — (de majestad), cuando el sujeto individual se refiere en plural a sí mismo, porque habla en nombre de una institución:
    Hemos decidido otorgarle la medalla de honor.

Ir al principio


Ordenamiento de los términos de la oración.

El idioma español admite un amplio grado de libertad en cuando a la precedencia en el orden de los términos estructurales de la oración.

No obstante lo cual, en vista de una mejor comprensibilidad de las expresiones, es conveniente estructurar las oraciones siguiendo el orden lógico de precedencia marcado, no solamente por la normalidad de la estructura gramatical, sino asimismo por el proceso de elaboración de la idea a expresar:

1º - sujeto, 2º - verbo, 3º - complemento directo, 4º - complemento indirecto,
5º - complemento circunstancial.

Ir al principio


Clases de oraciones.

Las oraciones se clasifican primariamente en:

  • Oraciones simples, cuando contiene un único verbo, y por lo tanto expresa solamente una acción verbal.

  • Oraciones compuestas, que contienen más de un verbo, y por lo tanto expresan más de una acción verbal.


Clases de oraciones simples, por su sentido.

Las oraciones simples comprenden a su vez las siguientes clases, según su significación o sentido:

Ir al principio


Clases de oraciones simples, por la naturaleza de su predicado.

Dentro del mismo grupo de las oraciones simples, se clasifican las oraciones atendiendo a la naturaleza del predicado, en oraciones atributivas y oraciones predicativas:

Ir al principio


Clases de oraciones compuestas.

Las oraciones compuestas son las que están integradas por dos o más oraciones simples; pero que en su conjunto configuran una unidad de sentido como expresión.

En consecuencia, la mayor parte de las oraciones que se emplean en una exposición de cierta importancia comunicativa, son compuestas. Estas oraciones tienen en su conjunto de componentes un sentido lógico y expresivo coherente; y poseen además una estructura de sintaxis correcta, que se manifiesta en la concordancia gramatical de todos los elementos componentes.

En definitiva, de lo que se trata con toda oración es no solamente de disponer los elementos o términos en una forma gramaticalmente correcta, incluso desde el punto de vista de la concordancia; sino de que la expresión resultante tenga sentido como un contenido lógico sustancial.

Una oración como: Pedro (sujeto) comía (verbo) árboles (complemento directo) nadando en la montaña (complementos circunstanciales de modo y de lugar); es gramaticalmente perfecta, pero carece de sentido lógico.

Las oraciones compuestas se clasifican en consideración a la clase de función idiomática que cumplen; y a las relaciones y concordancias que introducen en el conjunto de las expresiones que conforman. En base a ello, se distinguen:

Ir al principio

  • Oraciones aseverativas — también denominadas enunciativas, son aquellas en que se contiene una aseveración o se enuncia un contenido destinado a su comunicación.

  • Las oraciones aseverativas, a su vez, pueden ser:

    • afirmativas — cuando la aseveración es una afirmación:
      Ese automóvil está pintado de azul.

    • negativas — cuando la aseveración es una negación:
      Ese automóvil no está disponible.

  • Oraciones interrogativas — que son aquellas en que se formula una pregunta:
    ¿Vendrás a cenar con nosotros esta noche?

  • Oraciones imperativas — que son aquellas en que se contiene una orden o mandato:
    Alcánzame la sal

  • Oraciones desiderativas — que son aquellas en que se expresa un deseo o aspiración, por lo cual el verbo se conjuga en modo subjuntivo:
    Quisiera que vengas a cenar con nosotros esta noche

  • Oraciones dubitativas — que son aquellas en que se enuncia una posibilidad o un hecho de realización incierta:
    Quizá llegue a tiempo


Retorno